sábado, diciembre 26, 2009

Sorprendente(mente innecesario)

Cada vez que la miro me da la impresión de que han cogido los sobrantes de todos los electrodomésticos de la tienda y los han puesto donde tenían sitio a ver cómo quedaban... Aparte de que tumbarte ahí tiene que ser como deslizarte por un rayador de queso porque con tanto plástico te haces mistos seguro.

LA BAÑERA MULTIUSOS

Jorojor Zirconium presenta el regalo perfecto para estas navidades: la bañera multiusos.
Esta bañera lo mismo te plancha un huevo que te fríe una corbata pero entre sus múltiples funciones se encuentran:
(1) Almohadillas antiestrés, para eso días en los que necesitas golpear algo que no se rompa a la primera.
(2) Regulador y temporizador del horno-microondas-frigorífico-congelador, por si quieres ir preparando la comida mientras estás en el baño.
(3) Dominador del universo con cuatro funciones disponibles: plagas de la muerte, armas atómicas, extinción del sol y reposición del último festival de Eurovisión, por si ha llegado el momento de soltar esa tensión acumulada.
(4) Dispensador de refrescos, con 400 Kbs de memoria, disponible en disinglés y en disespañol dependiendo del disbotón que pulses.
(5) Salida-entrada del horno-microondas-frigorífico-congelador que además también permite coger los refrescos a mano. ¡Nada como un zumo de naranja bien caliente o una sopa congelada mientras te bañas!
(6) Reproductor de cds y dvds, capaz de coger cualquier disco y hacer que se aparee consigo mismo hasta que salga otro igual.
(7) Altavoz del reproductor de cds y dvds, para poder oír en directo las torturas chinas que sufren los discos durante el proceso. Orientado hacia fuera para poder molestar a los vecinos lo máximo posible.
(8) Célula fotoeléctrica para proteger tu bañera de intrusos no deseados (los deseados se libran), si alguien entra en la bañera cuando tú estés en ella lo sabrás enseguida gracias a este aparato. ¡No utilice más sus ojos para ver!
(9) Y por último pero no por ello menos importante, una cara de Bélmez que simula una persona de tez oscura e indígena con los ojos cerrados y mirando hacia la izquierda. Es sorprendente lo que un chaquetón bien puesto puede hacer en una foto con sombras. ¡No pierda la oportunidad!

viernes, diciembre 25, 2009

Vino de mesa

...Y dijo la condesa poniendo "las tetas" sobre la mesa y señalando con un tenedor: "Aquí nadie chupa de la botella". Toda airada ella, abrió la botella y bebió tan rápida como una centella hasta pillar un cogorzón. (Con ese nombre no me extraña que la gente se horrorice cuando alguien bebe directamente de la botella).

CENA AL BAÑO MARÍA

Aquí en el desierto es raro que llueva pero gracias a los maravillosos efectos del cambio climático estas dos semanas hemos tenido casi siete días de lluvia a intervalos regulares de "tromba de agua hoy y luego no, pero era broma todo y más tromba de agua cuando menos te lo esperabas". Por culpa de eso Papá Noel ha tenido que repartir los regalos en Hovercraft en vez de en su trineo pero gracias a eso la Comisión Ártica de Renos no ha tenido queja este año de Grinpiece, que digo yo que para un día al año que trabajan no me parece que el sueldo sea tan malo.

El caso es que aun tras cuatro días de Diluvio Universal por capítulos se pudo celebrar la Nochebuena una vez más, con tortilla de cebolla una vez más, con gambas a la plancha una vez más, con pipirrana una vez más (WANTED: La persona que le puso ese nombre ese plato), con primos pequeños que vienen a preguntarme cómo pasarse la tercera medalla del Pokémon Rubí, con primos más pequeños todavía que quieren que les dé un besito en el dedo porque se lo han pillado con la puerta, con otros primos que me enseñan su colección de coches y con un último surtido de primos que me pregunta por la letra de las canciones en inglés. Ahora que lo pienso, puede que el aguinaldo que me dio mi tío al entrar en su casa no fuera aguinaldo sino el sueldo de profe pero en fin...

Lo peor de todo vino durante la noche (o lo que quedaba de ella), que tuve una pesadilla horrenda en la que yo estaba en un coche haciendo el examen de conducir y suspendía por culpa de unos animales que me habían hecho sacar el coche de la carretera. Tras discutir un poco con el examinador y contenerme las ganas de estrellarlo contra el parabrisas, decidí salir fuera a que me diera el aire... o el agua mejor dicho, y descubrí que esos animales eran vacas de esas tan típicas mulliditas con cuernos y la piel blanca con manchas negras, pero tenían un algo extraño que me hizo no ir a tocarlas. El examinador no hizo caso a mis advertencias y quiso ir a acariciarlas (al parecer la lluvia ya no molestaba), entonces el rebaño de vacas lo derribó y ¡empezaron a comérselo! Como no me era posible ver al examinador entre tanto horror bovino me subí al capó del coche para tener más ángulo de visión y vi cómo éste se había convertido en ¡una vaca zombi! (toda una "abovinación"). Temiendo por mi futuro, me metí el coche y salí corriendo sin ver casi nada por culpa de la lluvia. Me desperté con un dolor de cabeza del morirme y lo primero que hice fue mirar a ver si me habían salido cuernos (lo bueno de no tener pareja es que no te pueden pasar esas cosas).

...Y aquí estoy, en la mañana de Navidad escribiendo para pasar el rato hasta que mi familia se despierte para darles los regalos mientras se me pasa un poco el canguelo del mal sueño. ¿Que por qué he puesto lo de "Cena al baño María"? Porque me he levantado que parecía una sopa, pero para la próxima vez ya sé que no debo mezclar el cóctel de gambas con el pollo empanado y los rollitos de salmón al queso.

¡Feliz Navidad a todos! ¡Jo jo jo y todas esas cosas!

martes, diciembre 08, 2009

No Doctor's Today, Thank You

They tell me that euphoria is the feeling of feeling wonderful,
well, today I feel euphorian,
Today I have the agility of a Greek god and the appetite of a
Victorian.
Yes, today I may even go forth without my galoshes,
Today I am a swashbuckler, would anybody like me to buckle
any swashes?
This is my euphorian day,
I will ring welkins and before anybody answers I will run away.
I will tame me a caribou
And bedeck it with marabou.
I will pen me my memoirs.
Ah youth, youth! What euphorian days them was!
I wasn't much of a hand for the boudoirs,
I was generally to be found where the food was.
Does anybody want any flotsam?
I've gotsam.
Does anybody want any jetsam?
I can getsam.
I can play chopsticks on the Wurlitzer,
I can speak Portuguese like a Berlitzer.
I can don or doff my shoes without tying or untying the laces because
I am wearing moccasins,
And I practically know the difference between serums and antitoccasins.
Kind people, don't think me purse-proud, don't set me down as
vainglorious,
I'm just a little euphorious.

The poem:
This poem is divided into five quatrains and a finishing couplet, even though the length of the lines varies sustantially from one to another. The rhyme is (aabb ccdd efef ghgh iijj kk), which shows that, except the third and fourth stanzas, the other ones could be divided into coupletsas well so, why quatrains? Because Nash only changes the topic every four lines: In the first stanza he stated his main idea and explained his reasons; the second stanza tell us about the things he wanted to do; the third stanza is a memento of his youth days; the fourth stanza is showing his energy by asking the reader; the fifth stanza explains what he felt he was able to do with that energy; and the finishing couplet is a recordatory of the main idea, very much like a conclusion.

Ogden Nash


Biography:

Ogden Nashwas born in Rye, New York, on 1902. However, his parents, Edmund Strudwick Nash and Mattie Chenault, relocated often due to his father’s work in export-import business, and he grew up in several East Coast communities and Savanna, Georgia. Having graduated from St. George’s School in Rhode Island, Nash entered Harvard University in 1920, but he dropped out after his first year. From that moment on, he changed his job frecuently until he finally set his position at Doubleday publishing house and managed to work as an editor there, which meant the begining of his poetic writing. In 1934, Nash moved to Baltimore, Maryland, where he lived with his wife, Frances Leonard, and spent most of his life there until he died of Crohn’s disease in 1971.

Begining and achievements:
Nash, as he claimed himself, liked to think “in terms of rhyme”, and it seems he had always been the same since he was a child. He also said that it was the poor quality of the manuscripsts he read which led him to write in the first place, trying serious romantic rhymes, but he soon changed his style to a more conventional and comic kind. He published his first book of poems in 1931, "Hard Lines", which reflected his own feelings of anti-settlement and meant national recognition for him. With this book as an example of his own attitude, he never lost the chance to work on comedy and radio shows or giving lectures at colleges and universities when was not writing poems. He was recognized as one of the most apreciated writers of clever humor in America and was elected for the American Academy of Arts and Sciences and National
Institute of Arts and Letters.

Style:
Nash’s style focused on light verses rather than on those heavy romantic rhymes. He was well-known for his joke-like poems, which meant to give a comic view on the topics he chose. It was also common in his style to change the spelling of some words just to create wordgames, double meanings or just to let the line rhyme as he wanted it to.

Marido por horas


¡Qué maravilla de anuncio! Nada mejor que contratar los servicios de alguien para que cuando llegue a casa se queje porque la comida no está hecha, porque no ponen nada bueno en la tele y porque su jefe es un cabestro. ¿También te deja el sueldo a final de mes o eso se paga aparte?

HISTORIA DE NAVIDAD

Cada Navidad la misma historia: de las muchas cosas que me ponen nervioso, una de ellas es ver cómo unos obreros que estaban cortando losas con la sierra de disco se distraen al ver pasar a una chavala, pero lo que me pone de los nervios por excelencia es tener que elegir los regalos de Navidad (porque comprarlos es ya otro cantar).

Los regalos, como su propio nombre indica, provienen de las Galias. Su origen trata de una ocasión en que el jefe Abraracúrcix intentó fundar el Partido UniNacionalista Totalitario y Organizado de la Galia, con el fin de reunir a todos los pueblos galos en contra de Julio César. Sus componentes se consideraban más galos que nadie y para demostrarlo siempre se compraban cosas los unos a los otros con el dinero que recaudaban de los tributos secretos a las aldeas vecinas. La frase clave para la recaudación siempre era "es para los re-galos".

Tenían sedes en cada ciudad con el fin de que cada galo siempre supiera localizar la más cercana y así lo pudiera dar a conocer a los demás. La idea era que cualquiera pudiera encontrar el PUNTOG lo más rápidamente posible en caso de necesidad. Sin embargo, el hijo de Julio César, un tal Bruto, acabó con el reinado de su padre en un encuentro aleatorio que empezó en ataque por sorpresa (recordemos aquellas mariposas del Etrian Odyssey), dejando en el anonimato la asociación gala para siempre. Es por ello que se podría decir que por culpa de un Bruto sin compasión mucha gente se quedó sin conocer el PUNTOG hasta la actualidad.

Es por esta razón por la que la gente hace las compras de Navidad sin ganas, con cara de perro y de mala leche, porque no han descubierto que esa organización sigue viva en todos los habitantes del mundo, y ése es el mensaje navideño que quiero transmitir este año: ¡Hay un pequeño PUNTOG en cada uno de vosotros! ¡Encontradlo en vuestro interior y ayudad a que los demás también encuentren el suyo! He dicho.

Cartel cedido amablemente por Mayka Chachachá (sí, la pelirroja).
Maridos por Horas*, Abraracúrcix, Etrian Odyssey y PUNTOG son marcas registradas de arriba a abajo para segurarnos de que no infringen la ley de ninguna manera.
...Y cada año lo mismo.

*Ya sé que no es exactamente lo que pone en el cartel pero es que existe una empresa de Zaragoza que se llama así realmente y por si los copyrights prefiero aclarar que eso no es idea mía.

jueves, noviembre 19, 2009

Clarísimamente


Esto es un aporte dietético que anunciaban en la tele no hace mucho: "Sigue la dieta Ymea". De esta manera en dos pasos podrás librarte de la retención de líquidos y esos kilitos que te sobran (sobre todo lo primero).

TELE EVIDENTE

Esta mañana, tras haber sufrido lo más grande por hipotermia en la parada del autobús, llegué a clase de Tortura China. Hoy tocaba prácticas y al profesor le gusta predicar con ejemplos, que no es lo mismo que predicar con el ejemplo, más que nada por el número. Pues bien, cuando ya se habían llevado a dos alumnos por K.O. técnico (o sea, usando la técnica del electrodo y el engranaje), el profesor nos manda un cilicio... digo, un trabajo para después del puente, cosa que hizo que una de las chicas de intercambio se acercase a mi localización (lo supe por el radar-reloj-teléfono-tostadora que tengo implantado en el cerebro, ese que por su culpa he perdido los recuerdos de mi infancia, la movilidad de la ceja derecha y la capacidad de que me gusten los Castlevania).

"¡Hola", me dijo la chica. Respondí a su saludo y me pidió que le explicase los detalles del trabajo, que ella no se había enterado bien, cosa que hice y me despedí de ella con una sonrisa mientras caminaba hacia la puerta. En ese momento, mi otro yo (Yo-yo) apareció en escena para comentarme la situación:

-Jaleos innecesarios.
-¿Qué? ¿Cómo?
-Pues hoy hay patatas y carne, pero eso no viene a cuento. A esa le molas.
-No digas chorradas, me ha preguntado algo y yastá. No hagas más de lo que hay.
-Ay, iluso, pista número 1: eres el único chico de la clase.
-Eso no quiere decir nada.
-Pista número 2: te ha preguntado a ti.
-Bueno, igual podría haberle preguntado a otro.
-Pues precisamente por eso, almendración*. Pista número 3: estaba sonriendo durante toda la conversación.
-Eso es porque me estaba pidiendo algo y quería resultar simpática.
-Ya, claro. Pista número 4: jugueteaba con el pelo y te miraba mientras hablabas.
-Lo normal es mirar a quien te dirige la palabra, creo yo, y lo del pelo es porque lo lleva rizado.
-Seguro que es por eso, sí. Pista número 5: es la tercera vez que te pregunta algo.
-Es que si algo funciona, para qué cambiarlo, ¿no?
-Bueno, pues tú sigue negando la evidencia, pero tengo una razón tan definitiva que ni siquiera un escéptico empedernido como tú podrá negar.
-¿Ah, sí? Ya te gustaría a ti.
-Pista número 6: NO has demostrado ningún interés sexual en ella.
-...Oh, mierda.

...Y a pesar de que realmente me debería dar igual (y de hecho en frío me da), me pasé toda la clase de conducción recordando aquel maravilloso artículo que escribí en el instituto (y que debería inmortalizar aquí también) llamado "The Turkey I Never Had", en el que recompilé las frases más famosas del mundo para poner pegas a salir con alguien. Así soy... o era.

*Almendración: En idioma Sebious, referente cariñoso a esas personas que tienen la cabeza como una almendra, o sea, dura como un demonio. También es la acción y efecto de no enterarse de cosas obvias.

sábado, noviembre 14, 2009

Ray of light

Antes yo creía que tenía el poder de ayudar a la gente pero me he dado cuenta de que sólo aquellos que sean capaces de ayudarse a sí mismos serán capaces de ayudar a los demás. Sin embargo, el viernes pasado alguien me pidió ayuda y, aunque no fui capaz de hacer nada por ella, el hecho de haber querido ayudarla fue todo lo que ella necesitaba. Me alegro de no ser un completo inútil, mira.

"Aquel que lucha con monstruos debería tener cuidado para que no se convierta en un monstruo él mismo" - Mark Twain

MGMT - NIÑOS

Eras como cualquier otro niño, caminando a gatas a todas partes, con tu mamá tan orgullosa de ti, pero tu voz sonaba demasiado fuerte. Nos gustaba verte reir mientras cogías los insectos de las plantas, pero hay que pensar en las consecuencias.

Contrólate, deberías coger sólo lo que necesitas porque una familia de árboles está esperando para ser habitada.

El agua está caliente, pero me está dando escalofríos. Los bebés siempre nacen llorando para llamar la atención. Tus recuerdos se me desvanecen como si mirase a través de un espejo empañado. Aquellas decisiones que hice y a las que no me enfrenté porque pensé que no me resultaría tan doloroso, me equivoqué.

Contrólate, debiste haber cogido sólo lo que necesitabas porque una familia de árboles estaba esperando para ser habitada.

(Otra canción que me encanta pero por el video. Los niños ven a las personas tal y como son, y los que aún somos niños nos horrorizamos igual ante el mundo).

jueves, noviembre 12, 2009

Forever ¿Blue? Skies

Qué bonito... cómo despuntan los pinos y cipreses en el cielo blanco, rojo y beis. Eso o es parte de la astronomía del universo de Dragones y Mazmorras o es que mi tarjeta gráfica cada vez deja más que desear.

EL MALO MALÍSIMO

Hace poco me pasé el Final Fantasy III para la DS completando todas las misiones secundarias y con todas las armas secretas para mis personajes. Recuerdo que la primera vez que jugué llegué a la última mazmorra con el mayor acojone del universo porque hasta las plantas rodadoras del desierto me daban la del pulpo feroz hasta en el carnet de identidad... en cambio ahora he llegado al jefe final sin despeinarme y con actitud de "hola, pequeño Caterpie de nivel 2, soy un Charizard de nivel 95 y esto de aquí es mi aliento de fuego cultivado a base de comer en casa cuando mi madre prepara la salsa para los macarrones". El hecho (Pteridium Aquilinum) de que el malo malísimo del juego me haya durado cinco turnos no le quita dureza al asunto, pero le añade comicidad:

Turno 1: De entrada todos muertos porque el jefe ha lanzado un ataque que hace 10k de daño a todos los personajes así que fin del combate... pero como era algo preestablecido te ponen una escena cinematográfica en la que tus amigos te dan ánimos y te salvan la vida. AHORA comienza el verdadero combate pero esto no es lo se dice empezar con buen pie, vamos.

Turno 2: El jefe decide que el mago le cae fatal y descarga toda su ira y frustración contra él en forma de muchos nueves rojos que saltan sobre su cabeza hasta que éste cae bajo el peso y los pisotones (del 9) de tanto número. La clériga se queda blanca como un examen de filosofía hecho por un informático de 50 años y comienza a preguntarse quién fue el idiota que le dijo que debía lanzar Bio al jefe en vez de Cura+ al grupo (aunque parezca obvio, por usar Bio el mago se llevó una leche del cagarse). El caballero, que es un guerrero fuerte y entrenado en las artes de la guerra, se hace mistos atacando con su espada y consigue hacerle unos tres mil puntos de daño al jefe mientras el arquero cambia su arco por una ametralladora a fin de lanzar 28 disparos en un turno utilizando como munición la montaña de nueves que ha enterrado (literalmente) al mago hace unos segundos y consigue 9999 puntos de daño porque es el daño máximo posible. El caballero solicita una baja por depresión inmediatamente después.

Turno 3: La clériga lenvanta su varita en forma de reloj despertador del abuelo y lanza Lázaro+ sobre el mago para que deje de hacer el vago y se ponga a trabajar de una vez. Como esto no funcionó porque el mago se puso a remolonear en la cama, decidió recordarle que en estos juegos las posadas cuestan más conforme uno se acerca al jefe final y que teniendo en cuenta que estamos justo delante del él el precio sería tal que incluso el jugador tendría que ir a pedir a la puerta de la iglesia para pagarlo, así que se levantó y decidió no volver a dormir nunca más. El arquero terminó de limpiar de nueves la zona del mago y cuando hubo fundido el segundo cargamento de ametralladoras decidió sacar la artillería pesada. El guerrero se encerró en una nube negra de frustración que el jefe utilizó para lanzarle un rayo en mitad de la ceja derecha que lo dejó seco y recién planchado, menos mal que no centrifugó también porque si no hubiera pedido la dimisión irrevocable.

Turno 4: El mago decide ya va siendo hora de poner en práctica su arte cuidadosamente estudiado durante tantos años y aplicarlo a eliminar tan horrendo e insidioso ser... pero está paralizado y no puede moverse así que otra vez será. La clériga ve la cara llena de hollín del caballero y se acuerda de que tenía una cofia de enfermera con forma de alarma de ambulancia en alguna parte... pero como no la encuentra le lanza un Omnicura+ y le limpia la cara para que el jefe pueda seguir rayándolo hasta la muerte. El arquero sigue erre que erre pero esta vez con un tanque y el caballero, ya resignado a ser un inútil el resto de la partida, ataca con toda la furia bersérker que tenía acumulada ("...Ah, sí, muere demonio del infierno... Pagarás por tus... pecados... y todas esas cosas...").

Turno 5: El arquero continúa riendo a carcajadas histéricas mientras ataca al jefe con su repetidora-recortada de nanomicromisiles robotizados a control remoto con inteligencia artificial similar a la humana (o sea, ninguna) a la vez que con la mano izquierda le lanza piedras con un tirachinas para compensar el daño (y la esquizofrenia) ...pero se ha quedado sin munición y se ha liado a collejones con el jefe a mitad del ataque. El mago sale de su estado de funcionariado administrativo y comienza recitar las palabras de Meteo, el hechizo más poderoso del juego, pero eso le va a llevar un rato. La clériga recibe estóicamente los pescozones del jefe todo lo estóicamente que puede parecer que te reduzcan a un charco de pulpa gelatinosa a base de golpes de mano abierta, pero gracias a que tiene el mejor equipo del juego sobrevive para llegar a firmar su testamento. El caballero, cansado de que los compañeros del jefe le hagan el amor sin que él dé su autorización, envió a estos últimos a Coria y se quedó en la gloria. El jefe ve que el mago está ya firmando su billete de ida sin retorno a la dimensión del resplandor rojo y decide que va a hacer su ataque injusto para acabar con nosotros (lo cual probablemente terminase con la DS saliendo voleada por la ventana de mi cuarto), pero entonces el caballero pensó que "bueno, por un ataque más no me saldrá una hernia" y golpeó fuertemente la uña del dedo meñique del pie izquierdo con su espada. Gracias a haber alcanzado al jefe en su punto más vulnerable, éste comenzó a desaparecer como el valor de las acciones de una empresa de internet y el combate llegó a su fin.

Epílogo:
La clériga: Cuando hubo recuperado la forma humana, decidió pasar una temporada en su pueblo natal con su padre aprendiendo a ser herrera y convirtiéndose en la sacerdotisa más bruta de la historia.
El caballero: Tras recuperar la confianza en sí mismo por haber derrotado al jefe final, recuperó también las ganas de pelear, la esperanza por mejorar, la alegría de vivir, la líbido y las matemáticas (de 3º de BUP), lo cual le hizo ser protagonista de otros juegos en dimensiones paralelas (y para lelos también).
El arquero: Volvió en sí dos horas después de que la batalla final hubiera terminado justo cuando le empezaron a doler los nudillos por haber estado golpeando el suelo sin descanso. Se encontró completamente solo en un lugar oscuro y con luces brillantes y negras y decidió montar una discoteca.
El mago: A pesar de que no participó en el desenlace del combate en absoluto, escribió un libro titulado "La mujer que vivía aturdida", en el que se abjudicaba el mérito de todo el asunto y que presentó en esos programas de la tarde en los que la gente sólo sabe hablar sin sentido y aplaudir cuando alguien grita mucho.

domingo, octubre 25, 2009

Ø REC


Teniendo en cuenta el nombre de la productora, yo me cagaría de miedo, aunque quien haya visto la película sabe que más que miedo se pasan náuseas y mareos. Es una consecuencia directa de que el cámara tenga Parkingson, el síndrome de los que están obsesionados con aparcar.

Y hablando de cosas terroríficas, últimamente sólo veo libros de moda con títulos completamente descriptivos y definitorios de lo que te vas a encontrar. La época dorada de las metáforas incomprensibles excepto para un iluminado (el que lo escribió) han quedado atrás junto con la programación televisiva de calidad... o eso o es que tengo que dejar de comer Doritos del Lidl antes de irme a dormir. No obstante, yo he querido sumarme al carro de lo obvio e imitar a esos maravillosos relatos del estilo a "Los tíos que no querían a las mujeres tanto como a ellas les gustaría" o "La chica que pensó que la inmolación era una manera estupenda de pasar la tarde del domingo", y para ello tengo preparado un título con el cual podré hacer que todos los públicos se identifiquen con la historia aunque sólo sea un poquito:

LA PERSONA QUE PENSABA EN COSAS QUE EN UN PRINCIPIO PARECÍAN INOFENSIVAS PERO QUE CUANDO UNO SE LEE LA NOVELA SE DA CUENTA DE QUE SON MÁS SERIAS DE LO QUE PARECÍAN ANTES

-¡Poyomón! ¿¡Estás bien!?
-Poyo.
-...Vale.

La televisión hacía de equipo de música de fondo improvisado mientras mis pensamientos fluían como las burbujas por un purificador de agua de un acuario casero. Llevaba ya tiempo en una situación incómoda y molesta y, aunque a todo se acaba acostumbrando uno, no siempre el ser humano se adapta a las vicisitudes, a veces hay que darse cuenta de que tu situación no es la adecuada para que podamos ver las cosas de otra manera y uno de mis pensamientos llevaba ya tiempo rondando por los pasillos de mi cabeza.

Es muy difícil permanecer dentro del castillo del camino recto y normal de la acción correcta cuando la salida fácil está organizando una fiesta en la habitación de al lado y ha llamado a tus mejores amigos, por lo tanto, lo goliáticos muros de mi rectitud iban cayendo sin remisión frente a las davídicas pedradas de la tentación. Tenía que resistir, porque entonces la única opción disponible era dejar esto para siempre y no mirar atrás, no preocuparme por las consecuencias y no preocuparme sobre lo que ocurrirá una vez que tome esa decisión. Era una salida fácil y rápida, hecha y pensada por y para gente que no es capaz de tragarse toda la basura que le echen.

Al igual que una bailarina se va desnudando lentamente mientras actúa, conforme iba descartando la idea ésta se iba haciendo cada vez más atractiva. Tenía lo que necesitaba al alcance de la mano, ni siquiera me dolería y en un rápido movimiento todo este sufrimiento acabaría, como si nunca hubiera estado ahí, y después de eso tendría un descanso por fin, sin torturas mentales ni gente absurda descargando su odio sobre los demás injustamente. Tenía que hacer algo para liberarme, debía hacer algo y lo iba a hacer, no tenía más salida que ésa, era lo único que podía hacer para escapar de esa situación... así que lo hice: cogí el mando de la televisión y la apagué, y a otra cosa, mariposa.

(Hay que joerse, una tarde libre sin trabajo y sólo echan truños en la tele)

martes, octubre 13, 2009

Vaya castaña...

Se supone que entre dos castañas perfectamente normales no debería haber muchas diferencias, pero entonces ¿por qué no es lo mismo una castaña que un castañazo? ¿Y por qué no es lo mismo darle una castaña a alguien que darle un castañazo? ¡Qué castaña de idioma, por favor!

EL BIEN Y EL MAL


Cuando uno se acuesta tarde sabiendo que se tiene que levantar a las 6:30 sabe que lo está haciendo mal, pero no es realmente consciente de ello hasta la mañana siguiente.

"Y aunque todos sabíamos ya quién iba a ser el ganador, vamos ahora a pronunciar el fallo del jurado. Es sorprendente que haya sido elegido mejor actor revelación, mejor escritor best-seller, premio Nobel de la paz y Chamán de nivel 85 en el mismo año, pero no es de extrañar cuando se reúnen tantas virtudes en un mismo individuo. Por lo tanto, sin más demora porque preferimos de menta, demos la enhorabuena a ¡DIN DON DINDIN DON DIN!"

...Suena el horrendo despertador del móvil que, aunque se supone que debería imitar a una especie de campanitas celestiales, a mí ya me parecen las trompetas del apocalipsis y a pesar de eso todavía no lo he estrellado contra la pared, lo cual está bien, pero la auténtica razón de ello no es que sepa controlar mis instintos movicidas sino que siempre me levanto como si el Pulpo Feroz me hubiera dado una paliza utilizando a Chun-Li como striker*.

Hoy, sin embargo, casi cumplo mi venganza, lo cual está mal, involuntariamente, lo cual está bien, llevándome por delante a una víctima inocente, lo cual está mal, solamente, lo cual está... ¿bien?: tras interrumpir la Entrega de Premios a la Excelencia (patrocinados por Minisoft Word), me levanté lo más rápida y silenciosamente que pude no fuera que mis pisadas descalzo se oyeran por encima de aquel ruido infernal. Tras un par de pasos laterales en direcciones alternas decidí que si seguía bailando la Yenka acabaría por pisar y reventar mi Play2, así que decidí recuperar el equilibrio de la manera más rápida que se me ocurrió.

Efectivamente, mis queridos lectores, lo habéis adivinado: intenté sujetarme al respaldo de la silla pero no pude sujertarme bien porque tenía el teléfono en la mano y las ruedas de ésta cedieron y se precipitaron hacia la mesa, lo cual hizo que me resbalara con una zapatilla que me crucé en un "delante-detrás-undostrés" y por no darme de boca contra el suelo ni convertir la consola en gravilla muy cara acabé por levantar una pierna y ponerla encima del colchón de la cama, quedándome en perfecto equilibrio precario en la misma pose en la que el superhéroe ese de los calzoncillos por fuera vuela por el mundo. Tras un rápido presupuesto mental buscando el quilibrio entre daños físicos y daños materiales decidí dejarme caer sobre todo el calzado que tenía cerca (los dos pares) con el teléfono y la Play intactos. Victoria... por decirlo de alguna manera.

*Striker: En los juegos de lucha, es un personaje que funciona de manera "Ah, ¿que me estás dando hasta en el carnet de identidad? Pues llamo a mi primo el de Lechesol para que te curta el lomo instantáneamente pero con el mismo sabor del Colacao original".

sábado, octubre 10, 2009

Puertas


Es curioso que la misma puerta pueda parecer un interior o un exterior sólo invirtiendo los colores... y es curioso que el mismo médico te pueda decir dos diagnósticos distindos antes y después de ver los resultados de las pruebas. Lo bueno es que la botella sigue medio llena.

LA PRUEBA DE AMOR

Día 23 del mes que va después del mes pasado

Querido diario:

Soy yo, Hebereke Tuercafina. Ya sé que no te he dedicado mucho tiempo desde que la tía Pasadulce te me regaló por mi licenciatura, pero he considerado que este puede ser un buen momento para dejar constancia de una parte importante de mi vida.

Parece que mi compromiso con la señorita Xuria-Spas va en serio. Los draenei son una raza muy interesante y atractiva… desde el punto de vista científico, claro. Yo jamás me dejaría seducir por sus llamativas curvas ni su aterciopelado cabello y, por supuesto, nunca me cautivará su sensual manera de llamarme en su idioma, aún por descifrar en su mayoría. Mi interés por ella es únicamente científico y por eso este gnomo va a seguir la tradición draénica para los prometidos antes de su boda, todo por la ciencia.

Pues bien, el caso es que la tradición consiste en una prueba de amor por parte del prometido hacia la futura esposa que ésta decidirá en función de lo que espere de su amado (supongo que éste era el método que tenían en su planeta para no casarse con quien no querían, algo del estilo a O no lo consigue o vuelve hecho todo un hombre…o todo un draenei).

Mi prueba ya ha sido anunciada: mi querida Xuria ha decidido que su pequeño Alsurphicare tiene una semana para descubrir lo que significa esa palabra siguiendo unas pistas que ella me irá diciendo. Si consigo cumplir esa tarea tendremos la bendición de su pueblo para casarnos y formar una familia, siempre desde el punto de vista científico, por supuesto. Tendré que ponerme manos a ello.

Día 24 de este mismo mes

La primera pista se encuentra entre sapos y cocodrilos

Pues es toda una ayuda, cariño. Aquí estoy como un tonto empapado hasta la cintura de barro y quitándome sanguijuelas cada dos por tres. Ya he tenido uno o dos o quince encontronazos con cocodrilos que pensaban que era perfecto para la cena pero mi espantarreptiles los ha convencido de que los múrlocks son una opción más segura. Llevo todo el día dando vueltas sin encontrar nada que parezca una pista, ¡incluso me he encontrado con un grupo de Perdidos! Menos mal que no eran hostiles porque me temo que un pantano no es un buen lugar para…

…Los Perdidos me han capturado y encerrado en una jaula para animales. Supongo que querrán comerme o sacrificarme de alguna manera, por lo que me temo que aquí termina todo para mí. ¡Cómo echo de menos mi laboratorio! ¡Mis investigaciones! ¡Mis inventos! Mi querida Xuria…

Uno de los Perdidos se ha acercado a mi jaula mientras los demás dormían, la ha abierto y me ha dado una hoja de papel con una flecha hacia abajo dibujada y un uno en una esquina. Me ha hecho gestos para que escape. No sé qué interés puede tener en que me vaya pero no voy a ser yo quien rechace la amabilidad de un enemigo. ¡Vuelvo al hogar!

Día 26

La segunda pista se encuentra tanto en la biblioteca como en el hogar

Pensé que se trataría de algún libro que contendría alguna nota como la anterior pero el caso es que llevo toda la mañana encerrado aquí y no he encontrado nada. Mi alergia al polvo ha pasado de estar en alerta a desfilar por mi nariz como coristas en la pasarela de un barco pirata, si sigo así me voy a deshidratar o acabaré gastando todos los pañuelos de Ventormenta. Me vuelvo a casa.

Nada más llegar, la tía Pasadulce me ha preguntado que cómo va mi búsqueda. Le he comentado que no he podido avanzar nada hoy y que estoy cansado de buscar sin suerte. Ella me ha respondido que la suerte no es de quien la busca, sino de quien la encuentra, y me ha dado una nota con esas sabias palabras escritas y un dos en una esquina. ¿Quién lo hubiera pensado? ¡Eso sí que es sabiduría! ¡Ah, claro! ¡Sabiduría!

Día 27

La tercera pista es necesaria para pescar

“Si se necesita para pescar seguro que Níquel Buencebo sabe qué pista es”… o eso pensé al principio. Me he gastado la mitad de mis ahorros en un equipo de pesca de primera (que seguro que yo podría haber fabricado en mi taller y con mejor rendimiento) y aquí estoy, perdiendo el tiempo como un tonto sentado en la orilla del río esperando a que se me ocurra qué me puede faltar para poder pescar. Llevo aquí todo el día, me duele la espalda de estar de pie y las piernas de estar sentado, se me ha pegado el sol y me estoy poniendo rosa como un cochinillo, los gusanos se me han escapado y se me ha acabado el cebo… pero lo peor de todo es que ¡NO HE PESCADO NADA! ¡Odio perder el tiempo de esta manera! ¡Así no estoy investigando nada! ¡Acabaré por fallar la prueba! ¡Acabaré por perder a Xuria! ¡Acabaré por…!

Acabo de pescar algo, una botella con una nota dentro. Tiene escritas las palabras Espera tranquilo y todo llegará con un número tres en una esquina. Supongo que debería tener más paciencia, sí… Un momento, ¿paciencia? ¡Con razón no pescaba nada!

Día 29

La cuarta pista es la mitad y se puede encontrar cerca un panal

¿Cómo que es la mitad? ¿Es media pista? Bueno, ya lo sabré, de momento tengo que preparar el protector contra insectos de tamaño menudo patentado. La idea se le ocurrió a mi tío, que era apicultor y para que no le picasen las abejas se metió en un traje de hierro con rejillas. El caso es que llevo media hora mirando dentro del panal de las abejas y no encuentro pistas, a lo mejor las abejas se las han comido y fin, cosa que es completamente absurda teniendo en cuenta que las abejas nunca se comerían ¡UN OSO!

He salido corriendo como un loco en dirección contraria dejando allí todo mi equipo y me he subido a un árbol, pero el oso me ha seguido y lo está zarandeando. Está claro que éste es mi fin así que me gustaría dejar constancia de mi intención de hacer lo que fuera por mi querida Xuria a pesar de no haberlo conseguido. Dejo mis bienes materiales en herencia a…

El oso ha zarandeado el árbol para hacerme caer y lo ha hecho con éxito. Lo que más me ha sorprendido es que cuando estaba en el suelo completamente indefenso ante él se ha sentado, me ha acercado una nota con la zarpa, se ha convertido en un cuervo y se ha ido volando. ¿Tan fuerte ha sido el golpe contra el suelo?

En la nota había un oso dibujado y el número cuatrocientos cincuenta y seis en una esquina. Vivir para ver, ¡pero tengo todas las pistas!

Día de la boda, una hora antes

He reunido todas las pistas, ¿por qué no entiendo el significado? La primera es una flecha, la segunda es una muestra de sabiduría, la tercera es un consejo de paciencia y la cuarta es un dibujo de un oso con tres números… A no ser que me falte algo todavía.

Xuria me ha dicho que para llegar al final de la prueba sólo tengo que recordar el principio de las tres primeras pistas porque la cuarta en realidad son tres. Vale, Hebereke, piensa. La tercera pista es paciencia y la segunda es sabiduría, eso está claro, pero ¿la flecha? No le encuentro sentido, pero la pista del oso tiene algo, en realidad son tresoso... El principio debe ser la primera letra, pero la flecha me sigue sin encajar.

Xuria me ha dicho que siempre seré su Alsurphicare aunque no supere la prueba, pero no quiero pasar mi vida sin ella, fue lo que más eché en falta cuando me capturaron los Perdidos y fue lo primero en lo que pensé cuando me escapé… ¿Escapar? ¡Ya está, eso era la flecha! ¡Me señalaba a mí, el escapado! Por lo tanto al decirme que siempre sería su Alsurphicare me estaba diciendo que siempre sería su… E-S-P-OSO.

¡Prueba superada!


(Esto fue un relato corto que escribí para el mundo de World of Warcraft. Para los profanos en la materia recomiendo poner el Gúguel Imágenes y buscar lo que no sepáis)

martes, septiembre 29, 2009

Ar Tonelico


Lo que tienen en común estas dos obras de arte (ejem) es, exactamente, el título. Una es una referencia a todos esas personas que se pasan la vida arreglando los estropicios y llenando los recipientes ajenos, el otro es un garabato hecho con el Ventanicas.

EL SISTEMA NERVIOSO

-Anda, mira qué bien sales en esta foto.
-¡Pero si parezco una esquizofrénica!
-Pues sales muy natural, como tú eres.

Y tras este mazazo social que he oído a hurtadillas en mi piso vamos con otros casos y causas de esquizofrenia: el carnet de conducir, y más concretamente mi primera clase práctica.

El profesor me llama para que me suba en el coche y tras un par de intentos frustrados de abrir la puerta en la que estaba él recuerdo que para conducir es mejor sentarse frente al volante, así que así lo hice. Cuando me senté, ajusté el asiento a mi altura, el espejo interior para que viera bien, el espejo lateral para que no me estorbase nada, me intenté quitar la chaqueta, recordé que para eso tenía que quitarme primero el zurrón, me quité el zurrón y la chaqueta en ese orden y luego miré hacia adelante con cara de horror extremo: ¿por qué el cuadro de mandos de un coche tiene más botones e indicadores que un puticlub de carretera?

Me dijo el profesor "venga, arráncalo", y salí fuera del coche para sacar de cuajo el coche de donde estuviera atrapado... y cuando mi mente volvió al mundo real busqué en Google dónde estaba la llave de contacto. Como me salieron ypicomil resultados empecé por descartar los lugares que menos posibilidad de éxito tuvieran, como por ejemplo detrás del volante, así que tras dos o tres minutos que me parecieron seis meses buscando algo que hacía cinco minutos sabía perfectamente que estaba ahí con una actitud del estilo a "te aseguro que esto no es lo que parece", toqué sin querer las llaves, que estaban puestas en el contacto desde el principio (y probablemente descojonándose de risa gracias a mí).

Una vez estuvo todo listo y preparado, me dispuse a darle al contacto para empezar la marcha. De repente, una calle de la que yo recordaba que el tráfico se reducía a que los coches pasaban (de ella completamente) se convirtió en un hormiguero de motores y humo. "¿Y yo tengo que entrar ahí?", pensé, giré el volante dos kilómetros hacia la izquierda y cuando vi que salía la transmisión del coche por el espejo emprendí la marcha. Tras cuarenta y cinco minutos de conducción temeraria ("¡Es que ese caracol iba como loco, leches!") llegué a la parada del siguiente alumno. Como había ido tan relajado durante la clase en ese día tan soleado, me intenté levantar del asiento para dejarlo libre pero fue más bien como el que le quita el papel a la magdalena.

Había sobrevivido a mi primera clase, hurra, pero me surgió una duda terrible: las viejas sólo dan veinte puntos y no cincuenta como me había dicho todo el mundo, así que ¿por qué sólo te quitan doce puntos al atropellarlas? ¿Es porque se los dan a ellas? Y si les dan menos de cinco puntos, ¿suspenden? ...Menos mal que el teórico ya me lo quité de enmedio.

miércoles, septiembre 23, 2009

Mima Z


¿Por qué estar como una rosa no es lo mismo que estar como una flor? ¿Acaso las rosas no son flores? Entonces, si te dan una somanta de collejas en el cuello y se te pone rosa, ¿estás como una rosa o como una flor? Éstas son las cosas que se me ocurrieron cuando vi esta flor, que no es una rosa, al volver de...

TURGENCIAS

Mi médico especialista, el gran chamán Cleorge Goonie, me mandó tres pruebas de fé y qué mejor sitio que ese para realizarlas, así que recientemente he descubierto que los hospitales tienen muchas cosas en común con un local de sado-maso:

Ya para empezar ambos son sitios en los que siempre pasas más tiempo del que tenías pensado en un principio (no sabes cómo se pierde la noción del tiempo al oír las palabras "enseguida te llaman"), de regalo en ambos sitios verás chicas vestidas con traje de enfermera que te hablan muy amablemente, y ya para rematar en los dos siempre se te acercará una mujer con cara de Sargento de Hierro que te dirá "pasa ahí dentro y desnúdate" ("...pero ¿me respetarás?"), la única diferencia es que una sabe que te va a hacer daño con tu consentimiento y la otra también, pero lleva un látigo y un traje de cuero.

Luego está el tema de ver cuántos suplicios eres capaz de soportar hasta que no tienes más remedio que preguntar lo mismo que preguntan los niños pequeños cuando van en coche: "¿falta mucho?". Por supuesto, la doctora podrá soltarte perlas de comprensión del estilo a "¡Joer, qué quejica!" cuando te oiga quejarte, sin embargo, yo siempre he pensado que catorce pichazos en cada brazo y tres en la nuca son motivo justificado para decir "ay". El caso es que si la sesión se vuelve demasiado dura puede llegar a interrumpirse pero ahí sí que ambos sitios son iguales: o completan el trabajo o no cobran. Lo bueno es que siempre puedes sugerirle que haga su trabajo igual que Hacienda, o sea, que siga desangrándote digas lo que digas, el problema es que en el hospital no hay palabra clave para que te dejen de torturar.

Ya para acabar me metieron en una discoteca superpequeña que tenían allí en forma de tubo. No tenía un aforo muy grande (una persona y da gracias), pero la ventilación era excelente y la música era muy moderna (algo entre "puncha-puncha" y "wii-woo" constante). Lo malo es que eran superestrictos con la etiqueta, ¡fíjate que me tuve que poner una bata verde que me dieron porque no podía entrar con lo que llevaba puesto! Te dejaban tumbarte para relajarte mientras oías la música y me dieron el mando por si me cansaba y quería salir pero no me hizo falta. Eso sí, lo que más me gustó fue el nombre: "Resonancia" (eso explica por qué me pitaban los oídos al salir).

En resumen: En ambos sitios tu presencia es voluntaria, te gastas una cantidad impensable de dinero, siempre te pasas más tiempo del que tenías pensado en un principio, una mujer te ordena que te desnudes, te insulta para incentivarte, te hace maldades con tu consentimiento y te dejan tumbarte un rato cuando has terminado hasta que una chica te dice que ya has terminado y que puedes irte en cuanto te vistas. La pregunta es: si son tan parecidos, ¿por qué a la gente no le da vergüenza decir que cada vez que lo necesita va al médico?

domingo, septiembre 13, 2009

Pipas


Lo siento, ranita, pero yo a ti te he visto en la tele anunciando toallitas de papel higiénico para niños y demostrando cómo se usan, así que no pienso comprar nada que hayan tocado esas manos... o esas patas.

MALENTENDIDOS / MALEXPRESADOS

Hoy en día lo más importante es el objetivo, no el método de llegar a él. Cuando uno se plantea por qué el fin justifica los medios no tardamos en comprender que es para que queden centrados en la pantalla del Word, pero sobre todo que es porque a nadie le importan, ni si quiera al que habla. Eso lo vemos en la vida diaria con la famosa frase "tráeme eso de ahí": ésta es una sencilla oración exhortativa en la que se ve claramente que tiene un objetivo fácil y al alcance de las mentes más lejanas a la multiplicidad celular, pero que al no darnos ninguna pista sobre qué será "eso" ni "ahí" no podemos llevarla a cabo bien (a la primera). Por eso ante misiones imposibles utilizamos el maravilloso método de prueba y error y error y error, que se nutre de tremendas dosis de inspiración. De muestra un botón:

-¡Profesor Layton, tiene que ayudarme!
-Por supuesto, señora. ¿Qué ocurre?
-Ya sé que está investigando un asesinato mientras resuelve el tema de una herencia gigantesca y busca a un secuestrador que hay suelto por el pueblo pero... ¡A mi hijo se le han enredado todos los órganos internos como si fueran un ovillo y va a morir a no ser que alguien los ponga en su lugar correcto!
-Bueno, el título de médico me lo he dejado en el otro sombrero pero no pasa nada, yo lo haré.
-¡Ah, perfecto! Pero tiene que hacerlo de manera que los órganos sean colocados en su sitio en orden alfabético y que además representen una parte del cuadro de "Las Meninas" de Velázquez.
-...¿Puedo pedir una pista por lo menos?
-¡Por supuesto! Ahí va: La primera letra del abecedario es la A. ¡Suerte!

...Y con esto acabo de resumir el juego más o menos, pero es que no siempre es una cuestión de que entiendas lo que te están pidiendo, sino de que entiendas lo que te están diciendo. En el concurso "Pasapalabra" hay una parte en la que te dan una frase a la que le falta una palabra, de la que sólo conoces la primera letra y que tienes que deducir por lógica. Sólo como referencia, lo primero que se te pase por la cabeza no suele ser un pensamiento lógico:

-¡Muy bien, equipo rojo, aquí va la frase! Atentos: "El Betis fue el primer equipo a... en debutar en primera división".
-Equipo rojo, respuesta: Falso.
-¡Vaya, pues no es correcto! ¿Equipo azul?
-Equipo azul, respuesta: Sí.

Por eso siempre me aseguro de que tengo la cabeza pegada al cuello, para tener la certeza de que llevo el cerebro conmigo no sea que alguien lo estrene por mí sin que me dé cuenta.
Fin
(justificado enmedio).

Indicaciones


Hombre, está bien saber dónde está uno, que la mayoría del tiempo estamos perdidos o perdiendo el tiempo sin saber dónde estamos. Eso sí, un poco de precisión nunca sobra.

¡DESPEDIDOS! ...DIGO, ¡DESPEDIDAS!

No madrugar, desayunar lo que yo quiera, desayunar sin prisas, sentarme un rato a leer, ver mis series favoritas por la mañana, jugar a la DS mientras se hace la hora de comer, cocinar a mi ritmo, repetir el postre, repetir la comida, repetir el aperitivo, repetir la manzanilla de después, tumbarme en el sofá después de comer, ver "Sé lo que hicísteis" entero, echarme una corta siesta ocasional, tomar café por la tarde con mis amigos, darme un paseo hasta el puente, hacer mi entrenamiento de footing, hacer la compra y comprar lo que a mí me gusta, merendar, ducharme sin prisas por cederle el puesto a nadie, cantar a viva voz mientras me ducho o limpio la casa, tocar la ocarina en el salón, acostarme tarde, estudiar a mi ritmo, hacer las cosas sin tener que dar explicaciones... a todo eso, ADIOS.

Madrugar, desayunar lo primero que pille, desayunar con la hora pegada al culo, abandonar los libros que no manden los profesores, guardar mi DS para que el polvo no se acumule encima, no poder cocinar yo, no poder repetir postre porque no hay más, no poder repetir la comida porque no hay tiempo, no poder repetir el aperitivo porque no ha habido tal cosa, no hablar de la manzanilla de después, no poder tumbarme en el sofá porque está ocupado (en general), sustituir "Sé lo que hicísteis" de la Sexta por "Ahora ya sé lo que no habéis hecho" de la academia, echarme una siesta diaria pero sólo por la noche, llamar a mis amigos para decirles que ya no puedo tomar café por la tarde, ir corriendo hasta la parada del bus de la uni, no poder continuar mi entrenamiento por falta de tiempo, no poder hacer la compra y por lo tanto que no me guste nada, saltarme la merienda, ducharme a contrarreloj porque siempre hay alguien esperando, no poder hablar en casa porque siempre le molesta a alguien, no poder tocar la ocarina porque no soy Mózart, acostarme cuando quieran los demás y no cuando deba, estudiar cuando me dejen, ser cuestionado a cada paso que doy... a todo eso, HOLA.

Siempre me preguntan por qué me resulta tan traumática la vuelta al curso académico pero nunca sé qué responder.

jueves, septiembre 03, 2009

Popeye


...Y el óscar va para... ¡Kirsten Dunst por su interpretación de Popeye en Spiderman 3! Si es que no hay que dudar de la actuación de este pedazo de actriz (pedazo porque sólo sale la cabeza en la foto). ¡Sólo le falta la pipa y las espinacas!... ¡Cromploing!*

Al igual que el presentador de antes con Mary Jane Watson, últimamente estoy siendo maltratado por distintos personajes y todos ellos femeninos. Creo que va siendo hora de ponerme una "S" en un chándal y dar al mundo a conocer a un nuevo superhéroe:

EL SUFRIDOR

Hoy fui atacado en la cocina completamente por sorpresa y por desgracia ha surtido efecto puesto que salí herido en una mano:

Estaba yo preparando la comida mientras hacía una disertación en voz alta sobre una de esas películas que dan una imagen estúpida, infantil y superficial de los hombres dejando a las mujeres como seres completamente perfectos que siempre tienen la razón y nos perdonan todos nuestros fallos. A pesar de que hablar en voz alta cuando no hay nadie cerca sólo sirve para aclarar la voz, no fui consciente de que mi agresora estaba ya allí esperando el momento de atacar, cosa que hizo lanzándome el agua con aceite hirviendo de la pasta que estaba cocinando en el momento álgido del monólogo, pero fui capaz de apartarme a tiempo y sólo me cayó sobre la mano izquierda. Rápidamente identifiqué a mi atacante, tomé medidas preventivas para que no se volviera a repetir cualquier acción peligrosa contra mí y, aunque no soy partidario de dicha conducta, más tarde me vengué de la agresora metiéndole el estropajo de fregar los platos donde le cabía asegurándome de que iba bien cargado de lavavajillas para borrar cualquier rastro de su acción. Eso enseñará a las demás ollas de la cocina a no salpicar aceite cuando estoy removiendo los espaguetis (y a respetar mi opinión).

Levantarse a las ocho de la mañana todos los días es ya una tortura, pero en verano y en vacaciones me parece ya algo irrisorio. No obstante, si te lo ha mandado el médico no tienes más remedio que hacer el madrugón e ir a que una chica con una sonrisa encantadora con la que no tienes nada en común te electrocute las manos a intervalos regulares. Y es que es un hecho: aunque no nos guste, los polos opuestos se atraen... o al menos eso es lo que dice todo el mundo, porque a mí los polos opuestos sólo me dan descargas eléctricas durante la rehabilitación, y vale que la enfermera es un encanto de mujer pero como me siga subiendo el electro en cada sesión al final podré jugar a la DS sin recargar la batería. Lo bueno es que siempre tengo la oportunidad de tomarme la revancha contándole mi vida sin apenas respirar, pedirle opinión y luego interrumpirla antes de que diga nada** ...Creo que ya he encontrado la razón de las descargas, mira.

*Cromploing: Dícese del sonido que hace un piano de cola al caer sobre un presentador de los Óscars.
**Técnica practicada por las octogenarias, que parece que pertenezcan a la vez al CESID, al Diario de Patricia y a alguna raza extraterrestre que no necesite oxígeno para vivir.

jueves, agosto 27, 2009

Sopa de letras


Pues sí, incluso los juegos de última generación (de cuando dejaron de fabricarse quiero decir) cometen errores como se puede ver en la pantalla. Esto sería lo que se llama técnicamente "quedarse plantado al pie de la letra", concretamente de la letra B, pero es que no todos los juegos son perfectos (sobre todo si me gustan a mí) así que no se puede evitar que tengan sus cosas, cosas de las que Steve Urkel sería el mejor ejemplo de orden y seriedad pero en vez de sabelotodo excéntrico con gafas algo más del estilo a un gigante de un solo ojo... y como eso último ha sonado tremendamente mal vamos con el título de la serie antes de que malpenséis:

COSAS DE TITANES


Tras haber atravesado Grecia, Egipto y China desmembrando sin ningún pudor a todos los habitantes no-humanos de dichas zonas sin nimios incidentes (pero sí otros muchos que no eran tan nimios), nuestros héroes llegan a la asediada ciudad de Rodas para enfrentarse a los terribles enemigos que Hades, el Señor de los Infiernos, ha enviado para eliminar a la raza humana. La primera impresión que tuvieron nuestros héroes al llegar a la ciudad era que deberían escuchar a los aldeanos que les piden ayuda hasta que terminasen de hablar y no a medias, sobre todo para evitar cosas del estilo a:

-Los espectros de mis antepasados están encerrados en esa cueva y...
-Ya han sido hostiafinados hasta la muerte (del verbo hostiafinar).
-¡Pero si yo quería que les llevaseis esta reliquia para que descansasen en paz!
-¿Pero nos darás la experiencia y la recompensa igualmente, no?

Lo segundo que decidieron hacer nuestros héroes fue revisar su equipo para ver si estaban preparados para tal batalla así que consultaron a los comerciantes de la zona. Como en todas las zonas geográficas del mundo, todo tiene un nombre diferente, pero estaba claro que los rodaos, cantasen o no, tenían un sentido del humor un tanto peculiar a la hora de darle nombre a los objetos mágicos. Llamar a un hacha más grande que tú mismo "divisor" me parece como poco un eufemismo (más que nada porque más que dividir multiplica), pero lo peor fue cuando la guerrera del grupo decidió cambiar de arma: le preguntó al herrero si esa cachiporra sería lo suficientemente buena para ella y éste le respondió conteniéndose la risa que quedaría completamente satisfecha con ella, ella añadió que necesitaba que golpease con mucha fuerza porque si no no podría aprovechar todo su potencial y entrenamiento y el herrero cayó al suelo muerto de la risa mientras la otra observaba la manufactura de su nueva arma. Era un arma muy buena y seguro que hubiera sorprendido enormemente a los enemigos si la blandiera pero al final decidió no llevarse la "machacadora viril de la dotación", y no tuvo nada que ver con que hubiera que ingresar al herrero en la UCI por desencajarse la mandíbula de la risa, no.

Una vez soluciado el tema del equipo, nuestros héroes se dirigieron al centro turístico de Rodas para pedir un mapa y así guiarse por el terreno sin acabar en la puerta de un McDonald's cada dos por tres:

-Muy bien, si seguís por estos campos llegaréis a la costa...Y siguiendo por ahí llegaréis al campo de batalla...Y pasando eso llegaréis a las tierras de nadie... Y después llegaréis a las tierras de los demonios.
-Ajá, vale, ¿y qué clase de siniestro ritual hay que seguir para entrar en El Hades?
-¿¡Cómo sabes que se puede llegar al Hades desde aquí!?
-Bueno, es que el 75% del mapa que nos has dado es un plano perfecto del mismo, hasta sale dónde están el trono de Hades y los barracones de sus comandantes.
-Sí, ejem, es que a la jefa le pareció correcto anunciarlo también.
-Entonces, ¿qué hay que hacer para entrar? ¿Sacrificar a un ser querido? ¿Desangrarse hasta la muerte? ¿Arrancarse un miembro a mordiscos? (Por favor, que no diga lo del miembro).
-Pues mira, cuando llegues a las tierras de los demonios verás unas escaleras...
-Sí, ¿y qué hago entonces para entrar?
-...Pues las bajas y ya está.

...Y tras una tremendísima y chocante decepción nuestros héroes se preparan conciendudamente y parten en dirección al Hades para partirle a Hades algo más que la pana, temiendo sus terribles hordas de demonios que saldrán a detenerlos en cómodos cachitos del tamaño de un cubito de Startitanlux, el condimento que lo mismo te pinta la comida que le da sabor a la pared.
Mientras tanto, en el palacio de Hades:

-Señor, los humanos han movilizado a sus héroes. ¿Qué ejército enviamos?
-Juajajajaaaaa... No pienso tener ninguna piedad con ellos, les mandaré el ejército que suelo dejar para ocasiones especiales.
-...Em... señor, ese ejército lo arrasaron ya cuando lo de Grecia.
-Bueno, pues saca a las hordas de aniquilación, seguro que acaban con ellos en nada.
-...Bueno, ya fueron aniquiladas durante la misión de Egipto.
-¡Bien, pues envíales a los degolladores! ¡Seguro que no fallarán!
-...De hecho, señor, sí que fallaron en China. La mayoría están ahora en órbita por los mazazos de la humana.
-Vale... vale, pues mándales lo más terrorífico que nos quede.
-¿Se refiere a nuestros ejército de cangrejos, los hombres-rana, unas sátiras que gritan como gaviotas y unos humanoides rosas que huyen como si fueran maris?
-...[Se tapa la cara con la mano] ¿Y quién lo va a dirigir? ¿Quién queda disponible? ¡Tiene que tener un nombre aterrador!
-...Sólo nos queda al general Macaria, señor, el que se cambió el nombre... ¿Señor? ¿Qué piensa hacer con ese revólver? ¡Que aún le queda mucha eternidad que malvivir!

jueves, agosto 20, 2009

Fundidor facial


Estamos llegando a un punto en el que la belleza puede llegar a ganarse desde cero. ¿Que tienes una cara que hace que un cuadro de Picasso tenga sentido a tu lado? ¿Que si Rossi de Palma anunciaba grifos con su nariz tú deberías anunciar casas colgantes? No pasa nada, con este mecanismo harás que la gente deje de guiñarte los dos ojos a la vez cuando te ve y pase a guiñarte sólo uno en sólo dos cómodos pasos: Meta su cara en el aparato y cuando esté completamente fundida dele la forma que desee. ¡Cómo avanza la tecnología!

CALORES

Este mes todo me da calor: el sol me da calor, el viento me da calor, dormir me da calor, estar en casa me da calor, la sombra me da calor, la televisión me da calor, pero sobre todo la gente me da calor. Últimamente sólo veo gente por la calle vestida como si viniera de echar la siesta, con sus camisitas de tirantas que marcan hasta el redondel de los pezones, sus pantalones cortísimos que son más cortos que el cinturón que los corona y unas sandalias de tirilla del grosor de una hoja de papel cebolla... y las chicas llevan incluso menos ropa. Cada vez que veo eso no puedo evitar sentir calor, será el verano (azul).

La televisión, aunque esté en segundo puesto, también me da calor y no porque la programación esté subida de tono. El otro día vi un anuncio en el que dos chicas se proponían ir al servicio a hacer aguas mayores como el que le ofrece un 3x2 en yogures a la vecina de la esquina. Ante esto hay que dejar dos cosas claras: la primera es que el que mejor caga de España es José Coronado porque lleva años anunciándolo con los yogures, y la segunda es que si estamos llegando al punto de tener que pensar en ello hasta viendo la televisión es que o tenemos la cabeza llena de mierda o "no hemos encontrado la hormona de nuestro zapato", como dijo Sofía Matagatos.

Dormir es otra de mis dolencias referentes al exceso de temperatura ambiental, y al que se esté planteando lo refinado que me está quedado este párrafo que sepa que es para compensar lo del anterior. Por las mañanas me levanto y voy corriendo desde mi cama para poder ver a esa hija de mi vida que vende chumbos a voces por mi ventana(a ver si se ahoga) ...pero como mi cama por las mañanas parece un pan de calatrava de lo húmeda que está pues me cuesta despegarme las sábanas como el que le quita el papel a la magdalena y acabo con más marcas en cuerpo que el protagonista de Prison Break. Eso es arte... el arte de caer inconsciente en vez de dormir.

Ay, cómo han cambiado los tiempos. Ahora para las calenturas hay unos parches que te hidratan la cara y te desinfectan la herida para que se te pase pronto, cuando yo era pequeño lo único que quitaba las calenturas era una ducha de agua fría.

viernes, agosto 07, 2009

Aclaración


"HAY CECINA DE LEON (No del animal)". Pues está bien que lo hayan especificado, con la enorme cantidad de leones que hay en Asturias seguro que tienen que hacer hasta cojines con ellos para evitar la superpoblación.

¡DIABLOS!

Recientemente cambié de operador de internet y por culpa de los trámites he estado dos días sin conexión. Aunque hubo siete mil inconvenientes que casi me hunden moralmente, están todos superados y ahora no vienen al caso así que vamos a hablar de lo que he hecho mientras no podía comunicarme por el mundo (al menos, no podía tan frecuentemente como antes).

Tenía que pasar el tiempo rápido así que me busqué entretenimientos para ello, por ejemplo: "Ah, pues voy a jugar al Ragnarok Online" ...pero, como su apellido indica, no me era posible por el momento, así que tomé una segunda opción: "Ah, pues voy a actualizar mis juegos flash online" ...pero, como esta opción era pariente cercana de la anterior, no pude llevarla a cabo tampoco, así que tomé una tercera opción: "Ah, pues voy a escribir lo que me ha ocurrido en mi blog (online)" ...pero esta opción, aunque no era familiar directa de las anteriores, sí que había sido amiga de la familia mucho tiempo y no se pudo realizar tampoco, así que tomé la opción de emergencia: "Ah, pues voy a jugar a esos juegos que me compré en el año de la pera cuando todavía estaba en flor y así me entretengo... indefinidamente". Y así fue cómo acabé jugando al Diablo II.

Hacía ya tiempo que no veía la interfaz y fue como volver a la edad de piedra pero me hice con el control rápidamente, sin embargo, en todo un juego con azar en los tesoros, azar en los mapas, azar en los encuentros, azar en las recompensas, azar en los peligros y azar en los naranjos, lo que más me sigue sorprendiendo son los nombres de los enemigos. Al parecer, Blizzard utilizó para nombrar a sus enemigos más poderosos el mismo sistema que utiliza Antena 3 para poner nombre a las películas de la sobremesa, o sea, hacer una lista de seis y elegir dos al azar. Por eso podemos ver en la programación cosas como "Trabajo de pasión", "Amor letal", "Asesino fatal", "Trabajo fatal", Amor de pasión", "Asesino letal" ...siendo los tres últimos títulos un ejemplo maravilloso de la imaginación que se requiere para traducir una de esas películas.

Pues bien, El sistema de nombrado de enemigos funciona exactamente igual, cogiendo de una lista partes de nombres al azar a fin de hacer los demonios más terroríficos, entre los cuales se pueden ver nombres de animales, partes del cuerpo, colores, oficios e incluso estados que puede sufrir una persona, resultando ello en ciertas combinaciones curiosas. He aquí las que más me han impresionado:

-Víbora de la muerte. Tropa estándar en cualquier ejército del terror que se precie, tienen un buen sindicato y sus tarifas son decentes. Muy útiles para genocidios ocasionales e invasiones de fin de semana.
-Babas de la peste, el incrédulo infernal. Éste debió caerle MUY mal al Señor del Terror para recibir semejante título, está claro que no se puede ser el amo de los infiernos sin fardar sobre tamaños.
-Viuda negro. Éste... ésta... esto cuando lo vi tenía forma de lancera con armadura de hueso. Viendo su apodo decidí que lo mejor era eliminarlo sin investigar su arma demasiado (cerca).
-Mano de la estrella, el impuro. Bueno, la familia "de la estrella" es de las más conocidas en los infiernos ya que todos los demonios se han emparentado con ella de alguna forma (y no siempre involutariamente). Es por eso que podemos encontrar nombres como "Ojo de la estrella", Dedo de la estrella", "Torso de la estrella", "Pie de la estrella" y cosas así, pero como esa familia siga creciendo los nombres pueden acabar siendo "Ortodoncia de la estrella, el horror infinito IV" a falta de más partes del cuerpo seleccionables.
-Segador de la carroña, el muerto. De éste sólo puedo decir que el Señor del Terror no tenía puestas muchas esperanzas sobre él. El pobre estuvo yendo a terapia mucho tiempo pero parece que no logró superar lo del hachazo en mitad de la frente.
Y para el final me reservo mi favorito:
-Cuerno espinoso de la lujuria, el pecaminoso. Y no tengo nada más que añadir, éste se explica sólo. Me imagino que el resto sus compañeros de cuarto no lo echaron de menos cuando me tocó enfrentarme a él (y gané).

Menos mal que hoy mismo ya he recuperado internet y puedo dedicarme a cosas mejores... pero ¿no dice la gente que "más vale malo conocido"?

domingo, agosto 02, 2009

Poker Face

Todos mentimos, incluso cuando no queremos, incluso cuando decimos la verdad, incluso cuando no decimos nada. Hasta esa gente que no parece inmutarse por nada se está engañando a sí misma, porque todo el mundo tiene impresiones y la ausencia de ellas es una impresión en sí. Por eso Lady Gaga lo canta en su Poker Face, y por eso parece que esa canción me persigue vaya donde vaya (incluso hasta en el Ragnarok Online).

CALOR

Justo cuando parecía que el calor del verano empezaba a calmarse un poco, ha llegado agosto y nos ha recordado que a partir de 35º empezamos a sudar con sólo pensar en movernos. El sol calienta la Tierra con sus rayos cayendo perpendicularmente (o al menos más perpendiculares que durante el resto del año) y a nosotros nos refríen en el proceso como si fuéramos ajetes tiernos de una tortilla potencial. Incluso el viento que tenía estipulado en su contrato que debía refrescar el ambiente al pasar parece que no ha podido hacer bien su trabajo, sobre todo porque hoy me lo he encontrado por sorpresa y ha sido tan refrescante como si una vaca me hubiera lamido la cara. Está claro que en verano no se puede trabajar.

Hoy se veían en lontananza unos churrascos con intención de pasar a ver si remojaban un poco pero les ha dado vergüenza y han decidido quedarse sofriéndose vuelta y vuelta en Sierra Nevada, que dadas las temperaturas ahora debe ser más bien Sierra Evaporada. De todas formas, aunque hubiera llovido, sólo habría caído barro porque el viento de por aquí siempre levanta la tierra del suelo y el fuego del verano la sobrecalienta para que se reseque más cuando cae el agua de la lluvia, pero no hay mal que por bien no venga porque si al viento que levanta la tierra calentada a fuego mientras cae el agua le añadimos un poco de corazón ya podremos invocar al Capitán Planeta (y le ponemos una ramita de orégano para que quede rico rico y con fundamento).

Por la noche, por suerte, suele aflojar la cosa y podemos abrir las ventanas para liberar el calor que teníamos encarcelado en nuestras casas e intentamos dormir, cosa que tiene la facilidad de enebrar una aguja: todo el mundo puede intentarlo pero casi nadie lo consigue a la primera, por lo que lo intentan más veces con menor concentración y puntería y acaban por enfadarse si al final no lo consiguen. Sin embargo, al igual que un feligrés de las máquinas tragaperras con su sueldo recién cobrado, todos los días lo intentamos con renovadas esperanzas de conseguir nuestra recompensa con poco esfuerzo, y el método viene a ser el más viejo, famoso y efectivo que ha conocido la humanidad: el prueba-y-error.

Siempre nos tumbamos en la cama boca arriba y cerramos los ojos, craso error porque sabemos mejor que nadie que no podemos dormir en esa postura, así que nos damos la vuelta hacia uno de los lados, normalmente el que no da a la pared, pero eso también es un craso error porque el estar apoyados sobre el brazo nos acaba por molestar y no conseguimos conciliar el sueño, así que nos tumbamos boca abajo, que también es un craso error porque la almohada nos molesta para apoyar el cuello y acabamos tumbados boca arriba otra vez. Una vez hemos repetido este proceso tantas veces que somos una croqueta de sábanas es cuando estamos tan cansados que caemos inconscientes hasta la mañana siguiente... en la que te despierta el matrimonio que vende chumbos a voces.

miércoles, julio 29, 2009

¡Vamos al chumbo!


Todos los veranos cuando llega agosto pasan por mi ventana un matrimonio vendiendo chumbos a voces. Ella siempre dice "¡Ay, qué chumbillo!" y él "¡Vamoh al chumbooo!". Bueno, no sé qué habrá visto la señora antes de gritar y no estoy muy seguro de querer saberlo, pero la idea de él de lanzarme de cabeza contra un bola de espinas no me llena de gozo ni emoción.

¡ATRACADO! (EL DESENLACE FINAL)

[La cámara hace un fundido de imágenes conservando la silueta del estudiante pero cambiando completamente su entorno para dejar claro que ahora está delante de otro mostrador. Comienza a colocar todos los documentos encima del mismo mientras la cámara saca un primer plano de cada uno cuando los va enumerando para luego cambiar de plano sucesivamente durante la conversación entre el estudiante y la chica de la autoescuela.]

-Bueno, pues creo que lo tengo todo ya.
-Sí, fírmame este documento y ya sólo te falta pagar las tasas de exámen.
-Vale... Muy bien, y ¿cuánto es?
-220€.
Aunque aparentemente no hubo reacción, yo hubiera descrito la mía como si alguien con una tabla de fakir con todos los clavos oxidados me hubiera dicho que tumbarse ahí era la única cura que existía para el resfriado... o como si acabara de ver una película de Madonna.
-Bueno, yo ya pagué la matrícula. ¿Eso se descuenta?
-No, eso va aparte.
Y tras desembolsar casi todo mi capital, salí de la autoescuela con el firme propósito de cumplir mi objetivo a la primera (por la cuenta que me trae) para que así pudiera tener acceso a las clases prácticas de conducir al módico precio de 40€ cada una (mínimo 20 clases antes del examen), espero que sin aplicar el descuento.

[La cámara enfoca al estudiante en la puerta de la autoescuela y comienza a elevarse como si estuviera siendo atraída hacia arriba enfocando las personas, las calles, los edificios, la costa sudoriental de la península ibérica, la Tierra entera y por último el espacio. Fin]

(Este ejercicio de las cámaras me lo encargó mi profesor de literatura en 1º de BUP, sólo que aquella vez se trataba de un esquiador que bajaba por una pendiente).

Mi cuarto

Y desde aquí es donde se gobierna el destino del mundo, supuestamente. Claro que por suponer podemos suponer que mi cuarto es enorme por la perspectiva de cámara que he cogido y por lo tanto tengo un cuarto que parece una nave industrial. Viva la lógica que estudié en 3º de BUP.

¡ATRACADO! (SEGUNDA PARTE)

[La cámara enfoca los libritos dejados con total desgana sobre el escritorio completamente vacío mientras se aleja para encuadrar la habitación entera. Poco a poco, la mesa se empieza a llenar de folios y cartas traídas por el estudiante y la escena comienza a acelerarse por sí sola hasta que el residente de esa habitación se convierte en un borrón, los montones de papel fluctúan en densidad y tamaño como si fueran las bandas de sonido de un equipo de música y el día y la noche se suceden como si fueran una única luz intermitente. Poco después, la escena se vuelve a ralentizar para recuperar su velocidad natural, mostrando la misma escena de despertar del principio, solo que un año después.]

Esa mañana me levanté temprano para tener tiempo de hacer todos los trámites de la autoescuela, había estado muy ocupado con el cursillo intensivo para el examen teórico y no se me ocurrío preguntar cuándo terminaba el plazo para entregar la documentación. Pues bien, ESE DÍA terminaba el plazo, así que no tenía nada más que añadir, su señoría. Tras haber caído inconsciente media hora por culpa de haber estado hasta las tantas viendo pelis, conseguí despertarme lo suficiente como para sentarme delante del ordenador, y cuando me acabé de despertar por completo fui capaz de darme cuenta de que debía empezar a vestirme si quería hacer los trámites, cosa que cada vez me daba más mala espina pero tenía que hacerlo.

Lo primero era conseguir el certificado médico así que fui directamente a la consulta, donde me encontré con un chaval que me saludó diciendo "a ver si terminamos pronto que hoy me voy de vacaciones". Cuando ya le expliqué para qué había ido a su consulta me dijo que necesitaba dos fotos de carnet, cosa que no tenía, así que una vez rellené todo el papeleo fui a que me robaran el alma en porciones del Caserío. Tras una caminata calle arriba bajo un sol de playa, puse mi sonrisa más arrebatadora y, previo pago de 6€, me fueron entregadas ocho fotos de carnet a la voz de "No te preocupes, has salido igual en todas" (realmente el calor hace estragos en verano). Cuando volví a la consulta de la Doctora Quinn, el chaval me dijo que no iba hacerme pasar por la máquina, que no era necesario, cosa que me hizo imaginarme un pasapuré enorme momentáneamente justo antes de que me hicieran la prueba de visión:
-¿Cuál es la última línea que puede leer?
-Copyright 1986. Todos los derechos reservados.
-...Vale, apto.
Tras eso me dijeron que costaba 35 eurazos el papelito firmado pero que me hacían rebaja del 20% por lo que se quedaba en 28. ¡Yuju, tres éuros más caro de lo que me habían dicho en la autoescuela incluso con el descuento!

También necesitaba una fotocopia del DNI, así que me dirigí a la papelería más cercana (o sea, calle arriba bajo el sol de la muerte otra vez) y tuve la suerte de encontrármela vacía... completamente vacía. Tras diez minutos de esperar pacientemente a que saliera algún dependiente, algún encargado o los Gremlins, se me ocurrió carraspear para llamar la atención con tan mala/buena suerte de que lo hice al únisono del timbre del teléfono. Una vez atendió la llamada, la dependienta demostró que las matemáticas son algo muy complicado:
-¿Qué desea?
-Quiero una fotocopia del DNI (y con eso me quedan dos deseos).
-¿Pero una o dos?
-Una, por las dos caras.
-¿Pero una o dos fotocopias?
-Una solamente.
...Tras lo cual me fueron entregadas dos copias de mi DNI por las dos caras. Es que hacía mucho calor, es comprensible.

martes, julio 28, 2009

Pregunta sutil


¡Síiii, lo confieso! El otro día me resfrié y tomé una medicina que no había tomado nunca. Como todos los virus murieron pensé "ah, pues para la próxima haré lo mismo". Soy un psicópata, está claro. Por otro lado, los métodos de la policía están perdiendo glamour (y su uso del castellano también, todo sea dicho). Y ahora publicidad:

Si te gustó "Superrequisitos Bros in Prescindible's World", si disfrutaste con "Bájate del internet (que te vas a caer)", si cuando leíste "¡Agárrame el pájaro!" no te entraron ganas de arrancarte los ojos, entonces (sólo entonces) te gustará...

¡ATRACADO!

Del primo del chico de los recados de "Mamatrix: Dale a Refresh" y del hombre que nadie sabía qué hacía ahí durante el rodaje de "El señor de los arillos: Vuelve Juanca", llega una historia llena de suspense, amor, intriga, acción y erotismo... pero como no la tenemos vamos a poner la que hemos dicho antes. Atención que es un largometraje.

[La película empieza con un plano enfocando la Tierra desde el espacio. La cámara se acerca a velocidad progresiva como si la gravedad la estuviera atrayendo hacia la península ibérica, concretamente hacia la costa sudoriental de la misma, donde poco a poco se van viendo los edificios, las calles, las personas, un bloque de pisos, una ventana abierta, un dormitorio de estudiante y una persona durmiendo. La cámara se para justo delante de su cara y de repente suena un pitido electrónico que lo despierta, haciendo que éste abra los ojos como platos al más puro estilo película de terror sensacionalista y se ponga en pie de un salto. Voz en off mientras la cámara enfoca al susodicho como si fuera otra persona dentro de ese cuarto mientras el recién despertado se prepara para un nuevo día con flashbacks en los momentos clave.]

Todo empezó una mañana en la que decidí que debía sacarme el carnet de conducir, a partir de ahí todo fue a peor. Primero decidí empezar a hacer tests antes de ir a clases para ir preparado, pero como no tenía el código vial sólo podía practicar por internet en el trabajo. La mayoría de las páginas eran de pago así que me tuve que conformar con registarme en todas a la vez para poder hacer uso de los tests que te permiten hacer gratis, sin embargo, estos tests no eran reales sino una modificación más sencilla de los originales. Al principio no tenía pruebas de ello pero lo mis sospechas fueron en aumento cuando vi que la primera pregunta era "¿Debe usted pararse ante una señal de STOP? a) Sí b) Rotundamente sí c) Definitivamente sí", así que decidí apuntarme a la autoescuela directamente para que en vez de perder el tiempo tontamente lo perdiera con sentido y motivo.

Como todos mis amigos tenían ya su permiso, ya me habían advertido en su momento que el carnet de conducir era algo caro con todas las letras bien puestas. Pues bien, nada más apuntarme me sacaron una pistola y me dijeron que, aparte de toda la documentación necesaria para hacer mi biografía, tenía que darles 120€ de matrícula, así sin pan ni nada, así que salí a la puerta de la iglesia más cercana a ver si reunía la cantidad que me hacía falta. Por suerte era día de cobro en el trabajo y sólo tuve que pedirle dinero a mi jefe, por lo que volví inmediatamente a pagar la matrícula recogiendo también el código vial de mis entretelas... para dejarlo abandonado en mi escritorio durante un año enterito.

sábado, julio 25, 2009

Imposibles


Cuando tengo que hacer algo imposible para mí siempre me pregunto si podré hacerlo o no, pero cuando alguien me pide que haga algo imposible para él/ella no me preguntó si podré hacerlo sino CÓMO lo haré. Debo de ser más tonto de lo que parezco.

COMO AMANTES (ESPERANDO)

Hasta hoy hemos viajado muy lejos, pero no nos hemos acercado ni un metro. Este sentimiento que estamos alcanzando allí donde empezó todo, ¿no lo oyes? Me pareció oir una promesa tuya pero este sentimiento de vacío no para de crecer y tengo miedo de que se me olvide.

Pero la recuerdo claramente. Mira a tu alrededor, hay gente esperando. Mírame, soy yo, solamente yo, cree en mí, acabo de empezar. Estaremos aquí cuando llegue el momento, cuando todo dependa únicamente de nosotros dos.

Sólo somos dos personas intentando cambiar un mundo inerte, pero no espero que entiendas esto al mirar esta tierra baldía. Por eso todavía la recuerdo. Mira a tu alrededor, todavía hay gente esperando y yo los recuerdo claramente, día y noche como amantes que esperan su momento. Me estás mirando, soy yo, solamente yo, crees en mí, acabamos de empezar. Ya estábamos aquí cuando llegó el momento, y ahora todo depende de nosotros dos.

Y yo recordaré claramente cuando mirabas a tu alrededor y veías a la gente esperando. Y yo los recordaré, día y noche como amantes que esperaban su momento. Y recuerdo tu promesa claramente. Mira a tu alrededor, todavía hay gente esperando a que te decidas.
Y esperan, esperan eternamente a que te decidas. Y yo espero, me tienes a la espera. Yo espero, espero eternamente a que te decidas.

Texas - Like Lovers (Holding On)
(Una de las mejores canciones que he oído, a lo mejor porque me identifico mucho con el mensaje).

miércoles, julio 22, 2009

Botella de agua


Mientras estaba en la autoescuela he hojeado el tema de hoy del código vial: "Tema 6: Transportes de personas, mercancías y cosas". ¿Y qué son "cosas"? ¿Extraterrestres? ¿Espíritus? ¿Amy Winehouse?

ATROPELLOS

Hoy, como todos los días que lo hago, he salido a correr un ratico para mantener mi forma humana y no parecer un cubo gelatinoso con setas de estar tanto tiempo en casa. Ya cuando iba de camino a la Avda. Mediterráneo vi a un chaval (que probablemente habría entrado ya en la veintena) esperando en un paso de peatones botando un balón, concretamente parado en la segunda línea del paso de peatones, haciendo que los conductores tuvieran que esquivarlo hábilmente para no llevárselo por delante. Por lo visto lo de botar el balón te incrementa la capacidad de concentración increíblemente porque el chaval no parecía enterarse de nada, tendré que probar en las próximas elecciones antes de los exámenes.

Pues bien, a la vuelta de mi recorrido, o sea, cuando ya era un sopa de pollo frito, me paré en un paso de peatones por puro reflejo justo antes de darme cuenta de que estaba verde para los peatones, así que procedí a pasar. Me dio por mirar los coches mientras cruzaba y vi el típico coche de niña de padre con pelas pero que es más ordinaria que un traje de folklórica fluorescente, la niña iba oyendo su música, preparándose para reanudar su marcha, y aceleró con intención de pasar justo cuando yo estaba por su altura... y hasta ahí recuerdo. No sé qué ocurrió después pero lo puedo explicar fácilmente: el conductor de los mandos de mi cuerpo salió corriendo de la cabina de control para buscar ayuda así que el piloto automático tomó las riendas y presionó únicamente dos botones, saltar y agacharse. Por eso lo siguiente que recuerdo es volver en mí estando sentado encima del parabrisas del coche en la misma posición que Spiderman y pensando "¡Joer, me estoy quemando las manos de lo caliente que está el motor!".

Cuando recuperé el control me bajé del coche y vi la blanquísima cara de sorpresa absoluta que tenía la conductora... cara que le cambió a rojo refulgente en cuanto se dio cuenta de que no me había pasado nada y estaba bien. Me soltó una retahíla de insultos que no vienen al caso todos referentes a que le había pisado el coche y que me iba a enterar, pero entonces un hombre mayor que había visto la escena le calló la boca verbalmente con la misma contundencia que si le hubiera dado con un ladrillo en los dientes a la voz de "¡¡¡IMBÉCIL!!!" (que yo pensé que iba dirigido a mí, a todo esto). En cuanto le explicó a la chica, con la misma amabilidad que un nazi le explicaría a un judío dónde podía meterse los derechos humanos, lo que podía haber ocurrido por su imprudencia, la chica no fue capaz de hablar en el resto del monólogo, principalmente porque el otro gritaba más. Yo cometí el error de mediar por ella bajo la bandera de "bueno, pero no ha pasado nada", a lo que el señor me respondió "¡pero es que los peatones tenemos derechos!"... en mi opinión, todas las personas tenemos derechos sean peatones o no, pero estaba más turbado que nunca como para discutir.

Le intenté explicar al señor que, aunque probablemente mereciera la muerte por inhalación de Channel 7, la chica no me había hecho nada, así que el hecho no tenía más relevancia. El señor me señaló, a un tono tan alto que las acciones de Microsoft sintieron envidia, que eso no se podía permitir, a lo que yo respondí que para eso están los policías y que no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano. Su última respuesta antes de darme la espalda e irse fue que "los policías sólo están para cobrar a final de mes"... pues igual que todos los oficios, supongo, pero lo más importante era que hacía un buen rato que la agresora se había escapado. No me fijé en la matrícula, la verdad, me despisto bastante cuando me intentan atropellar y no presto atención a las cosas, pero para la próxima ya sé lo que tengo que hacer: no cruzar si veo a una flamenquera al volante.

Epílogo:
Una vez aclarado el tema con el intento de atropello y el inminente linchamiento que el señor mayor podría haber empezado, me dispuse a terminar de cruzar la calle. Iba mirando hacia atrás por si el señor me decía algo más y por si algún otro coche venía en mi dirección (que una vez es casualidad pero dos ya es estadística) así que empecé a tomar carrerilla para llegar cuanto antes a casa y preparame para la autoescuela cuando de repente recibí un golpe tremendo y caí sentado en el suelo. La culpa es de los semáforos, que se ponen en medio para que yo choque con ellos.