sábado, octubre 10, 2009

Puertas


Es curioso que la misma puerta pueda parecer un interior o un exterior sólo invirtiendo los colores... y es curioso que el mismo médico te pueda decir dos diagnósticos distindos antes y después de ver los resultados de las pruebas. Lo bueno es que la botella sigue medio llena.

LA PRUEBA DE AMOR

Día 23 del mes que va después del mes pasado

Querido diario:

Soy yo, Hebereke Tuercafina. Ya sé que no te he dedicado mucho tiempo desde que la tía Pasadulce te me regaló por mi licenciatura, pero he considerado que este puede ser un buen momento para dejar constancia de una parte importante de mi vida.

Parece que mi compromiso con la señorita Xuria-Spas va en serio. Los draenei son una raza muy interesante y atractiva… desde el punto de vista científico, claro. Yo jamás me dejaría seducir por sus llamativas curvas ni su aterciopelado cabello y, por supuesto, nunca me cautivará su sensual manera de llamarme en su idioma, aún por descifrar en su mayoría. Mi interés por ella es únicamente científico y por eso este gnomo va a seguir la tradición draénica para los prometidos antes de su boda, todo por la ciencia.

Pues bien, el caso es que la tradición consiste en una prueba de amor por parte del prometido hacia la futura esposa que ésta decidirá en función de lo que espere de su amado (supongo que éste era el método que tenían en su planeta para no casarse con quien no querían, algo del estilo a O no lo consigue o vuelve hecho todo un hombre…o todo un draenei).

Mi prueba ya ha sido anunciada: mi querida Xuria ha decidido que su pequeño Alsurphicare tiene una semana para descubrir lo que significa esa palabra siguiendo unas pistas que ella me irá diciendo. Si consigo cumplir esa tarea tendremos la bendición de su pueblo para casarnos y formar una familia, siempre desde el punto de vista científico, por supuesto. Tendré que ponerme manos a ello.

Día 24 de este mismo mes

La primera pista se encuentra entre sapos y cocodrilos

Pues es toda una ayuda, cariño. Aquí estoy como un tonto empapado hasta la cintura de barro y quitándome sanguijuelas cada dos por tres. Ya he tenido uno o dos o quince encontronazos con cocodrilos que pensaban que era perfecto para la cena pero mi espantarreptiles los ha convencido de que los múrlocks son una opción más segura. Llevo todo el día dando vueltas sin encontrar nada que parezca una pista, ¡incluso me he encontrado con un grupo de Perdidos! Menos mal que no eran hostiles porque me temo que un pantano no es un buen lugar para…

…Los Perdidos me han capturado y encerrado en una jaula para animales. Supongo que querrán comerme o sacrificarme de alguna manera, por lo que me temo que aquí termina todo para mí. ¡Cómo echo de menos mi laboratorio! ¡Mis investigaciones! ¡Mis inventos! Mi querida Xuria…

Uno de los Perdidos se ha acercado a mi jaula mientras los demás dormían, la ha abierto y me ha dado una hoja de papel con una flecha hacia abajo dibujada y un uno en una esquina. Me ha hecho gestos para que escape. No sé qué interés puede tener en que me vaya pero no voy a ser yo quien rechace la amabilidad de un enemigo. ¡Vuelvo al hogar!

Día 26

La segunda pista se encuentra tanto en la biblioteca como en el hogar

Pensé que se trataría de algún libro que contendría alguna nota como la anterior pero el caso es que llevo toda la mañana encerrado aquí y no he encontrado nada. Mi alergia al polvo ha pasado de estar en alerta a desfilar por mi nariz como coristas en la pasarela de un barco pirata, si sigo así me voy a deshidratar o acabaré gastando todos los pañuelos de Ventormenta. Me vuelvo a casa.

Nada más llegar, la tía Pasadulce me ha preguntado que cómo va mi búsqueda. Le he comentado que no he podido avanzar nada hoy y que estoy cansado de buscar sin suerte. Ella me ha respondido que la suerte no es de quien la busca, sino de quien la encuentra, y me ha dado una nota con esas sabias palabras escritas y un dos en una esquina. ¿Quién lo hubiera pensado? ¡Eso sí que es sabiduría! ¡Ah, claro! ¡Sabiduría!

Día 27

La tercera pista es necesaria para pescar

“Si se necesita para pescar seguro que Níquel Buencebo sabe qué pista es”… o eso pensé al principio. Me he gastado la mitad de mis ahorros en un equipo de pesca de primera (que seguro que yo podría haber fabricado en mi taller y con mejor rendimiento) y aquí estoy, perdiendo el tiempo como un tonto sentado en la orilla del río esperando a que se me ocurra qué me puede faltar para poder pescar. Llevo aquí todo el día, me duele la espalda de estar de pie y las piernas de estar sentado, se me ha pegado el sol y me estoy poniendo rosa como un cochinillo, los gusanos se me han escapado y se me ha acabado el cebo… pero lo peor de todo es que ¡NO HE PESCADO NADA! ¡Odio perder el tiempo de esta manera! ¡Así no estoy investigando nada! ¡Acabaré por fallar la prueba! ¡Acabaré por perder a Xuria! ¡Acabaré por…!

Acabo de pescar algo, una botella con una nota dentro. Tiene escritas las palabras Espera tranquilo y todo llegará con un número tres en una esquina. Supongo que debería tener más paciencia, sí… Un momento, ¿paciencia? ¡Con razón no pescaba nada!

Día 29

La cuarta pista es la mitad y se puede encontrar cerca un panal

¿Cómo que es la mitad? ¿Es media pista? Bueno, ya lo sabré, de momento tengo que preparar el protector contra insectos de tamaño menudo patentado. La idea se le ocurrió a mi tío, que era apicultor y para que no le picasen las abejas se metió en un traje de hierro con rejillas. El caso es que llevo media hora mirando dentro del panal de las abejas y no encuentro pistas, a lo mejor las abejas se las han comido y fin, cosa que es completamente absurda teniendo en cuenta que las abejas nunca se comerían ¡UN OSO!

He salido corriendo como un loco en dirección contraria dejando allí todo mi equipo y me he subido a un árbol, pero el oso me ha seguido y lo está zarandeando. Está claro que éste es mi fin así que me gustaría dejar constancia de mi intención de hacer lo que fuera por mi querida Xuria a pesar de no haberlo conseguido. Dejo mis bienes materiales en herencia a…

El oso ha zarandeado el árbol para hacerme caer y lo ha hecho con éxito. Lo que más me ha sorprendido es que cuando estaba en el suelo completamente indefenso ante él se ha sentado, me ha acercado una nota con la zarpa, se ha convertido en un cuervo y se ha ido volando. ¿Tan fuerte ha sido el golpe contra el suelo?

En la nota había un oso dibujado y el número cuatrocientos cincuenta y seis en una esquina. Vivir para ver, ¡pero tengo todas las pistas!

Día de la boda, una hora antes

He reunido todas las pistas, ¿por qué no entiendo el significado? La primera es una flecha, la segunda es una muestra de sabiduría, la tercera es un consejo de paciencia y la cuarta es un dibujo de un oso con tres números… A no ser que me falte algo todavía.

Xuria me ha dicho que para llegar al final de la prueba sólo tengo que recordar el principio de las tres primeras pistas porque la cuarta en realidad son tres. Vale, Hebereke, piensa. La tercera pista es paciencia y la segunda es sabiduría, eso está claro, pero ¿la flecha? No le encuentro sentido, pero la pista del oso tiene algo, en realidad son tresoso... El principio debe ser la primera letra, pero la flecha me sigue sin encajar.

Xuria me ha dicho que siempre seré su Alsurphicare aunque no supere la prueba, pero no quiero pasar mi vida sin ella, fue lo que más eché en falta cuando me capturaron los Perdidos y fue lo primero en lo que pensé cuando me escapé… ¿Escapar? ¡Ya está, eso era la flecha! ¡Me señalaba a mí, el escapado! Por lo tanto al decirme que siempre sería su Alsurphicare me estaba diciendo que siempre sería su… E-S-P-OSO.

¡Prueba superada!


(Esto fue un relato corto que escribí para el mundo de World of Warcraft. Para los profanos en la materia recomiendo poner el Gúguel Imágenes y buscar lo que no sepáis)

3 comentarios:

Kappa dijo...

WTF!!

Cid Lavigne dijo...

Bueno, tras un pequeño fallo de edición parece que he podido arreglar el relato para que sea legible.
Me estaba temiendo que tendría que pasarlo entero a mano pero parece que bastaba con quitarle el comando de html que venía mal definido (o algo así, no sé muy bien qué era).
Espero que lo disfrutéis.

Córdoba dijo...

¡Por la horda!
Yo le metería el asesinato de un alianza que intentaba ganarse a tu novia, pero aparte de eso, me parece muy divertido. Es digno de una de esas misiones interminables del WOW pero que a mí me encantan.;)