jueves, julio 05, 2007

Cosas de la vida...



Esta foto fue echada a las seis y algo de la madrugada, antes de que saliera mi tren a Almería. Anda que, tras la noche entera sin dormir, encontrarme con la familia con el niño pequeño y un teléfono móvil que nunca se calla...

QUIÉN SABE DÓNDE...

Bueno, ya sólo me quedan un par de viajes proyectados para este verano. Para ello, necesito reunir capital suficiente como para no ir de gorra, que no me gusta nada, pero como no tengo trabajo tendré que tirar de ahorros y familiares. Es pronto para pedir el aguinaldo, ¿verdad?

La verdad es que si consigo mis proyectos para este verano y el curso que viene (poco a poco) me puedo dar con un canto en los dientes... figuradamente, claro. No creo que me hiciera gracia caerme de boca contra una piedra del suelo por muy feliz que estuviera. Yo soy partidario de las metas de una en una, sean las que sean, que luego la gente se agobia cuando quiere hacer 100K cosas a la vez y no puede, evidentemente (¿"100K"? Tengo que jugar menos al Rana Rock).

Aunque se dice que un hombre sin proyectos es un hombre sin ambición, yo la verdad es que echo de menos ese momento en el que no tienes nada más que hacer que toc... ejem, qué tos me ha dado... nada más que hacer que lo que realmente te apetezca sin tener que pensar en lo siguiente. Creo que solamente he podido hacerlo dos veces en mi vida, y no más de un par de días, aunque en parte se lo debo a una huelga de buses que cayó del cielo.

2 comentarios:

Aoshi dijo...

Dilo claro Sebi, Un 5 contra 1!!!

Cid Lavigne dijo...

Bueno, si contamos a la familia (3), el móvil (1) y el incomodísimo asiento de la renfe (1), sí salen cinco, pero por otro lado no entiendo lo de cinco contra uno XD