martes, noviembre 07, 2006

Monday Morning

¿A que parece de película de terror? El juego de luces quedó muy chulo, la verdad. Sin embargo, no tiene nada que ver con ningún nuevo éxito de la cartelera de cine estilo Thriller, es ni más ni menos que...

EL AMANECER DE LOS MUERTOS (MONDAY MORNING)

Pues sí, ese es el aspecto que tiene mi facultad por la mañana. Ese lugar donde se supone que la gente va a estudiar y tal y pascual y luego acaba en la cafetería Caballerizas entre pitos y flautas (aunque no tiene nada que ver con la música, porque la cafetería está en la facultad de filología).
Cosas curiosas de la vida: La cafetería de mi universidad de Límerick se llamaba Stables (Establos para los de Cuenca) y esta se llama Caballerizas... Nos habrán visto cara de burros o algo así, jajaja. De todas formas, ¿hay algo más odioso que empezar la semana levantándote temprano? Pues sí, seguro, pero esto sigue siendo un dolor de los dolores. Al menos este año me libro de hacer las tareas de la casa...

Aún recuerdo aquella canción llamada "Blue Monday", creo que me lobotomizaron o algo cuando la escuché porque no me la quito de la cabeza. Si ya lo dice Killie Minoge en "Can't Get You Out of my Head", que lo repite como una docena de veces por estrofa, I just can't get you out of my head and it's all that I think about. Necesito música nueva, algo que no aborrezca en dos pasadas, pero sobretodo necesito internet. Las autopistas de la información se han cerrado para mí, snif.

El otro día me puse a pensar (sí, algunos hombres pensamos cuando se conjuran los astros), ¿por qué una vez que hemos tenido internet no podemos vivir sin ella? Es como el que envicia a fumar por afición, qué triste ¿no? Claro, que hay cosas peores, como engancharse a las palomitas o lo quicos, qué buenos, qué ricos, porque esos no los prohibe ninguna ley y no te controlas en absoluto. Ufff, cómo se desvaría en lunes (sobretodo porque hoy es MARTES).

3 comentarios:

KoalaJugueton dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
KoalaJugueton dijo...

Todavía es más triste levantarse pensando en mirar este blog para ver la parida filosofal que ha pues to el colega. Es la dosis de realidad necesaria para poder sobrellevar una larga jornada de estudio. ¡Sigue así mucho tiempo!

Cid Lavigne dijo...

Pero, bueno que borde eres, chiqui.
Menos mal que ya te conozco de algunos años, que si no...
Como decía Alaska "así seguiré, nunca cambiaré".